miércoles, 18 de mayo de 2016

#PorSoleares: La tercera vía

Decisiones insospechadas, augurios de que algo no corresponde a la realidad que se remarca en los medios. La insistencia de continuar con la ola de propaganda que no deje dudas a quién es el vencedor, son algunos de los puntos sobre la mesa de quienes monitorean desde otro ángulo el proceso electoral de Puebla.

El cambio de responsables de distritos, bajo sospecha de estar simulando; el adelanto de despensas a los jefes de la operación y una delgada línea de identidad con el proyecto del panismo nacional, vienen a completar el cuadro.

Dos caminos tiene el jefe, respetar el resultado electoral aunque la diferencia sea corta, o presionar a los electoreras para que la diferencia sea de dos dígitos, cueste lo que cueste.

En ambos casos la vía de la judicialización del proceso asoma en los siguientes días al 5 de Junio.

Tal vez en el PRI algo saben y por ello aumentan las denuncias. Tal vez la única que ha sabido la verdad es Ana Tere y por ello al órgano electoral lo ha puesto en el banquillo de los acusados y Roxana Luna lo advierte también.

Ante un escenario donde los resultados no sean creíbles, es que puede darse la tercera vía, esa donde Rafael ha empezado a trabajar desde algunas semanas tendiendo puentes de plata. Lo importante será no perder el control del Congreso, no ser vulnerable a la persecución, no ser derrotado, aunque no salga triunfante, finalmente, dirían los viejos políticos, no bajarse del tren.

Un buen arreglo sería mejor que un mal pleito, un gobierno de transición que no deje fuera del acuerdo a ninguna de las partes, sería ideal para todos.

Ni la tuya, ni el mío, pensaría el gobernador, mejor que sea uno de los "nuestros". Total, 18 meses se pasan volando y lo importante es el 2018, ahí podrán verse de nuevo las caras, medir las fuerzas, y en esta ocasión, nada para nadie.

Tal vez por eso el senador Barbosa anda tan tranquilo. ¿Será el elegido, el acordado, si algo sale mal el 5 de Junio?

Por lo menos empieza a parecérmelo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada